lunes, 26 de agosto de 2013

¿Hay alguna diferencia entre obrar milagros y el poder de la intencion?



Introducción y Extractos por Paula Peterson del libro “Las Doce Condiciones de un Milagro” (“The Twelve Conditions of a Miracle”) por el Dr. Michael Abrams SEPTIEMBRE 3 DEL 2.002
Paula Peterson, EARTHCODE & INNER LIGHT INTERNATIONAL NETWORK.
Texto original en Inglés, traducción por Luis Prada
Introducción

¡Saludos!  Incontables interpretaciones de las enseñanzas espirituales y textos sagrados son el por qué tenemos tantas religiones diferentes.  La precisión de las traducciones originales está basada en lo que pudiera ser aceptado por la mayoría de las gentes a ese tiempo junto con su habilidad para entender claramente el significado e implementar efectivamente las enseñanzas —todo lo cual afectó las interpretaciones anteriores.
Muchos de los antiguos textos sagrados —incluyendo la Biblia— fueron malinterpretados en adición a ser alterados deliberadamente con la completa remoción de grandes porciones del texto original principalmente por razones de controlar a las masas al mantener al hombre y mujer comunes en un estado de ignorancia y miedo.  Esto es ahora un hecho que es respaldado por investigación.
Se alentaba la dependencia en la iglesia, a menudo a través de medios fuertes mientras el auto-poder era considerado malvado y una afronta directa contra Dios.  Es por eso que Jesús el hombre (quien llegó a ser el Cristificado) era tal amenaza para tanto los líderes de la religión como las cabezas de gobierno.  Jesús vino a dar el poder y a iluminar a la humanidad mediante el despertar de la humanidad al reclamar su derecho original de nacimiento.  Él realizó milagros como una forma de enseñarnos que podemos nosotros hacer esto también.  La creación de los milagros es una de las enseñanzas perdidas de Jesús.
Las parábolas de Jesús mantienen una gran cantidad de profundidad no revelada y en las traducciones originales griegas aparece que las enseñanzas de Jesús dan el poder a los seres humanos para cambiar las cosas para mejor mediante pensamiento positivo y visualización.  Tradicionalmente las traducciones posteriores han tratado de alejar a la gente de las ideas de auto-poder.
El auto-poder es acerca de tomar completa responsabilidad.  Una vez Usted acepta que está creando su propia realidad, esto puede traer implicaciones perturbadoras —una de las cuales es que Ud. es responsable por todo— incluyendo todas las cosas desagradables que suceden en su vida.  Usted no tiene más a ningún otro para culpar.  Eso es muy atemorizador para mucha gente.  Esta es la principal razón por la cual esta idea crea tal hostilidad en algunas personas y en algunas religiones.  No es que es inconsistente con ciertas filosofías —es que es justo atemorizante.  Es más fácil tener un Diablo o un dios para culpar de todo.  Por tanto, el énfasis en muchas enseñanzas religiosas sobre Satanás, el Diablo y así sucesivamente.
Las buenas nuevas son que aún cuando somos responsables por crear las cosas desagradables en la vida (y esto, también, está determinado por interpretación), somos también responsables por crear las cosas buenas en nuestra vida.  ¡Esto es maravillosamente liberador!  Porque lo que pronto sigue es el entendimiento de que Usted puede conscientemente —con plena conciencia— y deliberadamente crear una mejor vida para Usted y para aquellos en su entorno.  Y lo que pronto sigue a este entendimiento es la habilidad incrementada para poner en acción el poder de esta conciencia en nuestras vidas diarias.  Puede suceder en pequeños incrementos —primero.  Esto es lo que he notado ser verdad en mi vida: se hace más fácil y llega a ser más evidente en la vida de uno en la medida en que uno practica las verdaderas enseñanzas —como lo que sigue en el artículo de abajo.  La vida puede y llega a ser más interesante, más hermosa y más divertida.  Namaste.
***

En su libro Las Doce Condiciones de un Milagro (The Twelve Conditions of a Miracle), el Dr. Michael Abrams tradujo de nuevo porciones de laBiblia y al trabajar con el Griego antiguo original descubrió capas de información que no habían sido reveladas en las traducciones contemporáneas.  Creyó que el autor de la composición original embebió un subtexto dentro de las sutilezas del lenguaje Griego que nos habla sobre las técnicas para manifestar milagros.
Un mapa para la creación de milagros existe realmente, de acuerdo con el Dr. Abrams, y se puede encontrar en el Evangelio de San Mateo.
Las Doce Condiciones para un Milagro
1.   La primera condición es Vacuidad.  Involucra el establecer una condición de quietud, un vacío.  La naturaleza se lanza aprisa a llenar un vacío. Un vacío es una situación muy especial.  Porque es vacío, posee el tremendo potencial para ser llenado.  Como un imán, el vacío ejerce una fuerza que tira a las cosas inexorablemente hacia él.  Entre menos contiene un vacío —entre más desocupado está— es más poderosa la fuerza atractiva que ejerce sobre el mundo que lo rodea.
2.   La segunda condición es Alineamiento. Esto significa conseguir que tu vida e intención se muevan en la misma dirección como el universo.  Esto significa nadar con la corriente a su destino final. Evalúa tu sueño en términos de si te hará daño o te entorpecerá tu progreso a un estado de compasión.  Ajusta tu curso —cambia tu objetivo de manera que tú estés en alineamiento con el flujo del universo.
3.   La tercera condición involucra el Preguntar.  Si sabes lo que realmente quieres, y cómo pedirlo, el universo cumplirá tu pedido con sorprendente precisión. Nunca trates de pedir algo que no está conectado orgánicamente con un propósito más alto.
4.   La cuarta condición involucra Maximizar.  La expansión de la comida, que alimentó a la multitud, es una expansión de lo que ya existe, no una materialización de la nada. El universo es muy cuidadoso.  Odia la pérdida.  Aquellos quienes usan su preciada energía con apropiada gratitud y cuidado son invariablemente recompensados.  Por el contrario, si no usas sus dones, espera perderlos.
5.   La Quinta condición involucra el Dar. El acto de dar alivia la congestión y estimula el flujo e incremento de los recursos.
6.   La Sexta condición involucra el Aterrizamiento, a un nivel físico y metafísico. Como en la potencia eléctrica, si un circuito no está aterrizado, la corriente no puede fluir a través de él. El poder de la corriente que fluye a través tuyo será directamente proporcional a la fortaleza de tu convicción.
7.   La séptima condición involucra el Ver o visualizar. A menos que el fin deseado es claramente visto, no puede ser alcanzado. Aún como “lo peor” transpira en detalle lívido ante nuestros propios ojos, es una importante parte de nuestro completo propósito como seres humanos aprender cómo ver “lo mejor.”  Es ésa una de nuestras más grandes y más importantes tareas como humanos.
8.   La octava condición es Gratitud. Cuando un ser humano está en un estado de verdadera gratitud, el tejido del tiempo y el espacio está favorablemente alterado. La inteligencia divina generalmente no irá demasiado lejos fuera de su camino a suministrarte en un forma milagrosa si tú eres negativo y complaciente acerca de los dones que ya has recibido.
9.   La novena condición involucra el Actuar Como Si. Una persona que realiza un milagro actúa como si el milagro ya ha ocurrido.  Jesús no esperó a que el pan y los peces se multiplicaran —empezó a alimentar a la gente con lo que él tenía. El espíritu ayuda a aquellos quienes se ayudan a sí mismos.  El universo canaliza su energía en las vidas de aquellos quienes actúan, aquellos quienes trabajan, aquellos quienes hacen un esfuerzo para realmente conseguir que las cosas se cumplan.
10.  La condición décima involucra el Entrarse al Ciclo. La energía fluye en un ciclo o circuito a través del universo, del plano microcósmico al astronómico.  Solamente cuando una persona trabaja con una circulación de flujo es cuando los milagros pueden ocurrir.  Lo que se va en derredor regresa en derredor. Cada persona iluminada en la historia ha tratado de decirnos que recibimos en la forma en que damos.  Siempre será verdad.  Lo que se va en derredor regresa en derredor.
11.  La condición décima primera es el Recibir. A menudo creemos que recibir o aceptar lo que el universo da puede ser la parte más fácil, pero a menudo es el aspecto más subdesarrollado de nuestra evolución.  Es acerca de ser totalmente abiertos a lo que va a suceder.  Estar listos y dispuestos a aceptar el flujo que nos llega y gozarlo y estar totalmente conscientes de él cuando llega. Recuerda, el Espíritu aborrece al vacío.  Tan pronto como prepares un recipiente vacío para recibir, el universo automáticamente empezará a movilizarse para llenarlo.
12.  La condición décima segunda es el Reciclaje. Cuando toda la gente hubiera comido y terminado, los fragmentos no se dejarían en la tierra, sino que se reunirían y reciclarían.  Todo a través de nuestro sistema ecológico y biológico la naturaleza maximiza mediante el reciclaje de todo lo que a ella le sea posible.
Lo que sucede después de que la manifestación se ha cristalizado es justamente tan importante como lo que sucede antes.  El flujo de la energía nunca debe ser abandonado una vez que el sueño ha llegado a ser realidad.
 ****
Estas condiciones forman una clase de máquina con doce cilindros.  Cuando todos los doce cilindros se disparan juntos, el poder que generan está más allá de la comprensión.  Es un poder que puede cambiar tu vida tan dramáticamente que —en tu corriente estado evolutivo— tú no puedes imaginar al universo que se abrirá para ti.  Verás que tienes el poder para manifestar al cielo en tu vida aquí y ahora.
Introducción y Extractos por Paula Peterson del libro “Las Doce Condiciones de un Milagro” (“The Twelve Conditions of a Miracle”) por el Dr. Michael Abrams SEPTIEMBRE 3 DEL 2.002
Paula Peterson, EARTHCODE & INNER LIGHT INTERNATIONAL NETWORK.
Texto original en Inglés, traducción por Luis Prada